Reducir el estrés con Taichi y Chikung

practica colectiva alquimia interna

 La tesis doctoral presentada en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia por Jesús Carrillo Vigueras ha probado que las artes marciales del Taiji Quan (Tai Chi) y el Qigong son alternativas para controlar el estrés a corto y medio plazo, así como la permanencia en el tiempo de sus efectos positivos en la salud mental.

Durante la investigación, un total de 458 empleados públicos, escogidos por su alto nivel de estrés laboral, se sometieron a un tratamiento de formación teórico-práctico de un mes de duración basado en estas técnicas, tras el cual los trabajadores experimentaron una mejora sustancial de su salud psicológica y un adecuado control de estrés percibido, volviendo a cifras de la población sana.

Además, los participantes que hicieron un segundo tratamiento partían de un nivel de estrés dos puntos por debajo del que tenían sus compañeros de profesión, lo que confirmó la permanencia de los efectos observados en la primera intervención.

El estudio, dirigido por los profesores María Dolores Flores Bienert, Gregorio Vicente Nicolás y Manuel Gómez López, establece en sus conclusiones el alto nivel de estrés al que están sometidos los empleados públicos en sus puestos de trabajo y la menor prevalencia de aquél entre los trabajadores con hábitos de vida saludables.

Se constató también que las mujeres sienten más estrés que los hombres y que éste les afecta mucho más, no por cuestión de género sino por la continuidad del trabajo en casa.

Otro aspecto destacable de la investigación es que las personas que habitualmente no realizaban ningún tipo de actividad física descubrieron estas técnicas y sintieron los resultados beneficiosos de las mismas, según han informado fuentes de la institución docente.

Como manera de prevenir el gasto en intervención médica, la tesis doctoral defiende también la utilización del Tai Chi y el Qigong como estrategia preventiva del estrés, que es calificado en el estudio como una de las enfermedades psicosociales con mayor arraigo en el mundo occidental y responsable de multitud de problemas de salud.

El autor indica que la preferencia por esta actividad física frente a otras se debe a las “características especiales en el uso de la respiración, también porque se puede realizar solo o en compañía en cualquier lugar, no exige un equipo específico, los beneficios que se obtienen superan a los riesgos en la ejecución, no existe competitividad entre los practicantes, la actividad está orientada al ocio y al esparcimiento y, por último, supone un momento de relajación y de desconexión mental”.

Fuente:  El Economista – Europa Press

Taichi contra la artritis infantil

ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

El maestro se paró frente al grupo y con movimientos suaves y rítmicos inició una clase en la que la imaginación permitía tocar las nubes, volar como mariposas y hasta acariciar un caballo. Los niños aprendieron entonces que estaban frente a una antigua disciplina que ahora formaría parte de su rutina diaria y serviría para aliviar los dolores en las articulaciones.

Esta es una nueva herramienta para ayudar a niños que padecen de artritis y que asisten a un campamento de verano destinado a que estos pequeños pacientes del Miami Children’s Hospital tengan una alternativa distinta y natural para manejar el padecimiento. Si bien este no tiene cura, se puede evitar su progresión.

“El Tai Chi ayuda de forma directa a quienes padecen artritis porque aumenta la flexibilidad, disminuye el dolor provocado por la enfermedad, fortalece los músculos y ayuda a enfocar la mente con el cuerpo, además alivia el dolor en las articulaciones al hacer ciertos movimientos y estiramientos y está comprobado que es una práctica beneficiosa para otras enfermedades como la fibromalgia, ansiedad, depresión y disturbios del sueño. Sirve especialmente para aliviar dolores crónicos y condiciones relacionadas con el estrés”, explica el Sen Sei Tony García, experto en esta disciplina y quien se ha vinculado a este campamento de verano del hospital infantil.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, un amplio estudio sugiere que la práctica del Tai Chi produce efectos positivos al mejorar el dolor y la discapacidad entre quienes padecen artritis.

García añade que el Tai Chi mejora además la condición física en general, la coordinación y la agilidad.

“Las personas que practican regularmente el Tai Chi tienen una mejor postura, mayor flexibilidad, amplitud de movimiento y son más alertas mentalmente”, apunta, añadiendo que por consiguiente ayuda a dormir más profundamente en la noche.

El Tai Chi se considera también como una medida preventiva y una terapia complementaria para una amplia gama de padecimientos, puesto que también es beneficioso para el sistema inmunológico y el nervioso central. La respiración profunda del Tai Chi regula el sistema respiratorio, ayudando a tratar enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis y el enfisema. También estimula el abdomen, lo que ayuda a una mejor digestión aliviando el estreñimiento y las enfermedades gastrointestinales.

Con este nuevo conocimiento, voluntarios como Matthew Ridge, un antiguo paciente cuya artritis se encuentra en remisión, ayuda también a dirigir a los pequeños en sus ejercicios y actividades diarias. “Ahora tengo 20 años, pero la artritis me la detectaron a los ocho, y me gusta ayudar en este campamento de verano porque aquí ellos se sienten tranquilos, no se sienten diferenteS a los otros niños, pues cuando uno tiene artritis el dolor tiene otro color, tiene otro significado y afecta física y emocionalmente, por eso estas clases son tan importantes”, asegura.

Tratar de curar esos dolores o saber cómo manejarlos ha sido la tarea del fundador y auspiciador de estos campamentos de verano, el doctor Rafael Rivas Chacón, director del Centro de Reumatología del Miami Children’s Hospital, quien asegura que para los niños y jóvenes el campamento es una gran oportunidad,

“Allí no solamente socializan y se enteran de que hay más muchachos como ellos, sino que se relacionan con voluntarios que han pasado por lo mismo”, señala Rivas, explicando que la artritis es una enfermedad causada por la inflamación de las articulaciones, lo cual ocasiona dolor, inflamación, rigidez y puede llevar a pérdida de movimiento.

Según estadísticas de los organismos de salud, cerca de 294,000 niños de entre 16 a 18 años son afectados por esta condición y por otros padecimientos reumáticos.

“Es importante que los padres adviertan las señales de alerta, tales como rigidez y dolor persistente en las articulaciones de las manos, pies y rodillas, especialmente en las mañanas; cojera, fiebre alta, sarpullido, inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello y otras zonas del cuerpo”, indica Ivette Carballosa-Hernández, médico asistente del Centro de Reumatología del MCH.

Como el movimiento es algo fundamental para estos pequeños pacientes “el campamento también les ofrece nadar con delfines, nadar en la piscina y no sentirse solos con su condición, pues así comparten con otros niños iguales a ellos y aprenden a convivir con la artritis al tiempo que desarrollan habilidades para la vida”, concluye Rivas Chacón.

Para más información: Miami Children’s Hospital, (305) 663-8505 hospital .

Taichi contra la gripe

BARRERA A LOS VIRUS

17 Julio 2014 5 · Yaiza Acosta – publicado inicialmente en www.cortaporlosano.com

Hay mil y un remedios caseros para pelear contra la gripe y los resfriados. Que si zumo de naranja natural, que si el ajo, que si no lleves los riñones al aire… El deporte también pone su granito de arena a la hora de combatir la tos, los mocos y los estornudos.
Biólogos de la Universidad de California (Estados Unidos) aseguran que hacer tai chi tres veces a la semana durante al menos cuatro meses aumenta hasta en un cincuenta por ciento las defensas del cuerpo contra ese tipo de virus.
Sin contar además los beneficios que esta práctica tiene a nivel físico y mental. Según la filosofía china, consigue que la energía fluya por nuestro cuerpo. Pero si quieres pruebas más tangibles, verás que reduce el estrés y la ansiedad (tienes que controlar la respiración para hacer bien los ejercicios), mejora la flexibilidad, es efectivo a la hora de combatir la artritis y los dolores musculares, estimula el sistema cardiovascular y controla la presión arterial.
El tai chi es una buena forma de ponerle una barrera más a la gripe, pero también de aportar enormes beneficios a nuestro cuerpo.