Pedro Valencia Tong Ren

 xx

¿Qué es el Chikung?

El Maestro Nacional Pedro Valencia

El Chi (Qi) es la energía vital, el aliento de vida. La caligrafía china lo plasma en un signo donde están presentes el agua y el arroz: literalmente, es la energía que se genera al cocinar un grano de arroz 氣. Por otra parte, Kung (Qong) significa trabajo. 功 Su ideograma representa a un hombre con un arado. Los dos signos juntos forman la palabra Chikung que significa trabajo con la energía. 

 Un ejercicio sencillo

La sencillez encierra la belleza de esta práctica tan poco exigente. Un metro cuadrado de espacio donde permanecer en pie, extendiendo los brazos. Ropa cómoda, calzado plano. Se adapta al tiempo disponible – desde cinco minutos hasta varias horas al día.
El chikung es beneficioso a cualquier edad y no exige estar en forma. Por eso se puede practicar incluso con lesiones o salud delicada.
Es un ejercicio suave y flexible que libera las tensiones y bloqueos, y restaura la circulación libre y equilibrada de la energía vital, a nivel tanto corporal como emocional y mental.
Suscita calma y bienestar de forma casi inmediata. Ese gozo es la guía nuestro aprendizaje –en Chikung, sentir una molestia nos puede indicar que estamos realizando el movimiento de manera incorrecta.

 ¿Como son las clases?chus

Comenzamos la sesión desbloqueando las articulaciones. A continuación nos detenemos un momento para conectar nuestros grandes centros energéticos – los “tres calderos” donde cultivamos y combinamos las distintas energías del cielo, la tierra, y la naturaleza (la energía de los seres humanos, animales y plantas que nos rodean). Recogemos nuestra atención hacia el interior, y desde ahí ejecutamos las secuencias de movimientos suaves cuyo motor es nuestra intención.

Como la atención guía a la energía y esta guía a la sangre, al ejecutar los ejercicios irrigamos todos los tejidos, desde los huesos a la piel. Los movimientos suaves, relajados que acompañan ese trabajo interno ayudan a activar, aflojar, concentrar o disipar la energía, en función de nuestras necesidades del momento. La sincronicidad entre el movimiento y la voluntad, lo interior y lo exterior sosiega la mente y las emociones, permitiendo que todos nuestros sistemas –nervioso, circulatorio, respiratorio, inmunitario restauren espontáneamente su equilibrio.

El arte de la longevidad

 ¡Es el apellido del Chikung! La longevidad que cultivamos no consiste en alargar la vejez, sino en prolongar la juventud. Se trata de vivir mejor cada estación de la vida, de ir soltando lastre en lugar de acumularlo. Cada minuto de una sesión de práctica es un paso por ese camino.

 Nuestra propia medicina 

El Chikung nos ayuda a proteger y restaurar nuestra propia salud. Al relajar la postura y la respiración, conectamos con las energías externas –del cielo, de la tierra, del ambiente que nos rodea– e internas –de nuestros órganos, nuestras emociones, nuestra mente, y también las heredadas de nuestros progenitores y antepasados. Aprendemos a armonizarlas, es decir a utilizar nuestros recursos genéticos y energéticos para adaptarnos a los cambios del entorno y preservar el equilibrio que permite conservar la salud. 

Trabajo específico

Existen multitud de series de chikung, cada una de las cuales trabaja con un objetivo específico. Tong Ren difunde en Colmenar, Tres Cantos y Soto del Real las enseñanzas de la Fundación Hun Yuan  -que se podría traducir como el origen de la materia, o la esencia catalizadora que da la vida. Es una de las pocas escuelas en el mundo que transmiten las enseñanzas del chikung con toda su dimensión dimensión filosófica y terapéutica.

Una de las secuencias enseñadas por Tong Ren fortalece específicamente los huesos y los nervios; otra desbloquea y fortalece las articulaciones; la dedicada a calmar la mente y reposar las tensiones es una de las más agradables de ejecutar. Pero la joya de nuestra escuela es la secuencia de Hun Yuan Chi Kung, un profundo trabajo de alquimia interior que nos permite regenerar, multiplicar y transformar la energía limitada con que vinimos al mundo. Suscita una profunda paz, nos fusionamos gozosamente con todo lo que nos rodea – el TAO.