Artículo Casa de la Juventud

TAICHI CHUAN ESTILO HUN YUAN EN COLMENAR VIEJO

El taichi chuan (o “arte supremo del boxeo”) es un arte marcial originario de la antigua China, que engloba diversas prácticas para ejercitar el cuerpo y la mente. Lo creó el monje taoísta Zhang San Fen en el siglo XIII, como técnica de autodefensa y autoprotección.

La práctica del taichi está al alcance de todos: no requiere cualidades físicas especiales ni tiene límite de edad. Beneficia a todas las personas que quieren mejorar su salud física, su estado emocional, practicar un arte marcial interno de gran eficacia, o encontrar un camino para la realización personal.

Las prácticas son muy variadas, pero todas persiguen un mismo objetivo que se declina a tres niveles:

  • A nivel terapéutico, se estiran y retuercen músculos, tendones, articulaciones, meridianos y órganos internos. Se corrigen los excesos y los déficits de energía provocados por bloqueos debidos al sedentarismo, las actividades exigentes y las malas posturas. Se nutren y fortalecen los huesos, se favorece la circulación sanguínea hasta el nivel capilar, y se nutren y tonifican los órganos y los tejidos conjuntivos.

La práctica del taichi mejora o sana numerosas dolencias crónicas o pasajeras debidas a deficiencias de la circulación energética o de la nutrición de los tejidos: artrosis, osteoporosis, alergias, asma, soriasis, lesiones, obesidad…)

  • A nivel marcial, actúa como una esfera que gira y rechaza sin esfuerzo todo lo que choca con ella, absorbe y devuelve la fuerza del adversario.

La práctica regular de esta disciplina ayuda a controlar y canalizar la agresividad innata del ser humano. Al estar más centrado y equilibrado, el practicante se ve envuelto en menos situaciones conflictivas, atrae menos confrontación. Si a pesar de ello sufriera un ataque, su entrenamiento le ayudará a esquivar las agresiones de forma espontánea y relajada.

  • A nivel espiritual, armoniza a la persona con la naturaleza y el universo.

La práctica del taichi apacigua la mente, centra las emociones, modera los comportamientos compulsivos y permite mejorar trastornos como el insomnio, el estrés, la ansiedad, la bulimia o el tabaquismo. Además, mejora de la autoestima y la confianza en sí mismo, lo cual redunda en una mayor calidad de las relaciones interpersonales.

La escuela Hun Yuan en España: historia de un éxito

El taichi se ha desarrollado en diferentes estilos (Chen, Yang, Hun Yuan…). En España, tenemos la gran suerte de haber recibido directamente de los grandes maestros chinos la transmisión de las enseñanzas de la Escuela Chen Xi Xin Hun Yuan, fundada por el gran maestro Feng Zhi Qiang a partir de la fusión de la tradición del estilo Chen con las prácticas taoístas del cultivo y la transmutación interna de la energía.

El maestro Pedro Valencia, discípulo directo del gran maestro Feng, preside la Fundación Hun Yuan (“Principio de la Materia”); que, con más de 1000 socios y 20 delegaciones en toda España, ha sido la primera organización extranjera reconocida por su homóloga china.

La fundación imparte cursos intensivos de fin de semana por todo el territorio nacional, y organiza campamentos de una semana en verano y en navidad. En esos cursos, los alumnos de todos los niveles (incluso principiantes) reciben la transmisión directa ofrecida por el maestro Pedro Valencia.

Todos los años en septiembre, la fundación invita a España a los maestros Chen Xiang y Feng Xiu Qian, que vienen desde China para practicar con los profesores y practicantes avanzados españoles.

Por otra parte, la Fundación organiza cada año un viaje a China para los socios que, además de practicar con los grandes maestros, desean descubrir los tesoros que esconde ese país al margen de los recorridos turísticos.

El taichi chuan estilo Hun Yuan en Colmenar Viejo: un lujo a tu alcance

Hace ya cinco años que un profesor titulado de la Fundación Hun Yuan (Iosu Martín) acude cada martes y jueves a Colmenar Viejo para enseñar esa disciplina en nuestra localidad.

Para permitir que esta enseñanza se imparta a precios populares, el Servicio Municipal de Deportes facilita el gimnasio y el patio del Colegio Público Ángel León, con capacidad suficiente para que la treintena larga de alumnos pueda practicar las formas de mano desnuda y de armas (palo chino, abanico, espada), que requieren importantes superficies diáfanas.

La actividad ha prendido con fuerza en el municipio, y aglutina a un grupo de practicantes asiduos, los más veteranos de los cuales ya se han iniciado en el manejo de la espada.

Con el fin de asegurar la continuidad y la expansión de esta escuela, los propios alumnos han creado el Club Deportivo Elemental “Tong Ren” (“La comunidad de personas bondadosas”) que, a partir de septiembre, gestionará la enseñanza del taichi con el SMD.

Además de las dos clases semanales, el club organizará clases complementarias que, un sábado al mes, ofrecerán a los nuevos interesados la posibilidad de descubrir los aspectos más asequibles y beneficiosos de esta práctica, o permitirán a los practicantes profundizar en alguna de sus múltiples facetas.

Adicionalmente, el club organizará cursos de masaje (shiatsu, masaje metamórfico…) y de otras técnicas que ayudan a aprovechar y canalizar las energías movilizadas y multiplicadas con la práctica del taichi. Por supuesto, estos cursos también están abiertos a los interesados sin experiencia en taichi.