Preguntas frecuentes

A la hora de empezar una actividad distinta nos surgen diversas dudas. Para facilitar tu decisión, aquí encontrarás respuestas a las preguntas más frecuentes. 

¿De verdad es para mí? 

Te puedes iniciar en la práctica del Chikung, el Taichi o el Kungfu prácticamente a cualquier edad. Lo más asequible es el Chikung, que se puede practicar incluso sentado, y por lo tanto se adapta especialmente bien a las personas con lesiones o problemas de equilibrio o movilidad. El Taichi implica más movimiento; requiere cierto equilibrio y fuerza en las piernas, y enseguida mejorará la fuerza y elasticidad de tus músculos y tendones. El kungfu, más dinámico, es algo más exigente y te permitirá fortalecer tus músculos y refinar tu precisión.

 ¿Qué me puede aportar?

 El Neikung cultiva nuestra energía interna, que se va acrecentando a medida que acumulamos prática. Podríamos compararlo con movernos en ciclomotor con o sin carburante: si disponemos de energía abundante, afrontamos los desafíos con decisión y eficacia; nuestro camino se allana y disfrutamos del paseo. Pero si no repostamos energía e intentamos avanzar sin motor, la menor cuesta arriba se nos hace un mundo, las dificultades de salud, relaciones o trabajo nos parecen insuperables, y los años, en vez de hacernos crecer en sabiduría, compasión y libertad, nos disminuyen y nos pesan cada vez más.

 

¿Puedo empezar ahora?

 

Como cualquier arte, las disciplinas marciales implican un aprendizaje de por vida. Cualquier momento es bueno para iniciarte, incluso a medio curso. Cuanto antes lo hagas, más tiempo tendrás por delante para aprender y perfeccionarte.

 

¿Cómo me visto?

No hace falta ningún atuendo especial para venir a clase: solo ropa y calzado cómodo. Si te viene mejor, te puedes cambiar allí mismo. Para las actividades de Kungfu necesitarás calzado de tatami o zapatillas que no utilices en la calle. Lo mismo ocurre en el caso de los talleres que se desarrollan sobre tatami: hay que venir con calzado especial o calcetines gordos.

¿Cuánto me cuesta?

Tong Ren es una asociación sin ánimo de lucro que solo cobra lo imprescindible para remunerar dignamente el trabajo de los profesores. Por ello, aunque los pagos son trimestrales, se calculan en función de tu fecha de incorporación, aunque esta tenga lugar con el curso empezado. Para asegurarnos de que no malgastes tu dinero, te invitamos a una primera clase gratis para que conozcas de antemano el desarrollo práctico de las clases y descubras por ti mismo lo mucho que te pueden ofrecer.